Kalé es una muñeca africana de 47 cm de longitud, con cuerpo blandito y extremidades de goma. Lleva un vestido en tonos calabaza, chaqueta vaquera, pantalón blanco y unos zapatos a juego.